0

Diana J. Torres: «Los machos son los únicos para los que no tener erecciones es un problema.»

Diana Torres es escritora, sí, pero sobre todo es pornoterrorista, irreverente, deslenguada y única. Una voz revolucionaria y punk muy necesaria dentro del feminismo del siglo XXI. Desde México Diana nos manda un mensaje muy claro: tenemos que callar y escuchar más a nuestras compas no blancas.

Es inevitable preguntarte por el Satisfyer ¿Crees que, como tú dices en tu libro Pornoterrorismo, es una competencia que «pone en peligro al estatus patriarcal»? ¿Está siendo una revolución de verdad o simplemente es puro marketing? ¿Lo has probado?

Y eso qué es? jajajajaja

Sabemos que tienes un vínculo especial con México ¿Qué podemos aprender las feministas españolas de las mexicanas? 

Ufff. A callar y escuchar más a las compas no blancas/no europeas, a hacer más feminismo en la calle y menos en las redes, a ser menos arrogantes con nuestros conocimientos académicos y valorar más los conocimientos ancestrales o los que se adquieren con la experiencia vital, etc. Son muchas cosas jjjj

DEBEMOS APRENDER DE NUESTRAS COMPAS NO BLANCAS/NO EUROPEAS A HACER MÁS FEMINISMO EN LA CALLE Y MENOS EN LAS REDES, A SER MENOS ARROGANTES CON NUESTROS CONOCIMIENTOS ACADÉMICOS.

Uno de los temas más controvertidos de los que hablas, para nosotras, es el fisting anal ¿Por qué, muchas veces, está tan relacionado el dolor con el placer? En cuanto a prácticas sexuales poco convencionales ¿Es verdad que una vez que abres una puerta ya no hay vuelta atrás?

El dolor y el placer pueden ser entendidos como constructos culturales, sociales y como sensaciones regidas por la subjetividad de cada persona. Lo que a unxs les duele a otrxs nos da placer. Debería ser sencillo de comprender, del mismo modo que entendemos que a una persona le resulte agradable al paladar el sabor de los espárragos y a otra un verdadero asco. Sobre lo de abrir puertas: No se regresa del conocimiento, una no puede dejar de saber algo cuando ya lo descubrió, de modo que si se descubre que un puño en el culo o en el coño resulta placentero, no, no hay vuelta atrás.

¿Has pensado/leído sobre la disfunción eréctil desde un punto de vista político y no tanto médico o únicamente psicológico?

No suelo pensar en los problemas de los machos. Son para los únicos para los que no tener erecciones es un problema.

Últimamente, dentro del feminismo, estamos viviendo muchas luchas de poder, de egos, por ser la «elegida» entre las demás. Esto genera situaciones de violencia dentro del movimiento que quizá no estamos sabiendo gestionar ¿Cómo podemos afrontar esto desde una perspectiva feminista? ¿Quién se está apoderando de la lucha?

 Eso no es violencia, son pendejadas, como dicen por acá. Violencia es otra cosa muy diferente que la lucha de egos de cuatro imbéciles a las que no les dieron amor de chiquitas.

Tú te apropias de la palabra coño, otras deciden llamarlo vulva. En Coño potens también nos hablas de las Glandulas de Skene, que tienen el nombre del hombre que las descubrió. Hay un problema claro a la hora de nombrar nuestros órganos sexuales ¿Nos falta vocabulario también para hablar de sexo? ¿Por qué es importante el lenguaje?

Nos falta vocabulario pero siempre podemos generarlo o construirlo o rescatarlo del pasado. Recomiendo con esto de los nombres leer o checar el trabajo de Klau Chinche con su proyecto Anarcha Gland.

A los niños se les censura cualquier expresión sexual ¿De qué manera sería más sano abordar la sexualidad en la infancia?

Muy simple, dejando de mentirles y responder a todas sus preguntar o curiosidades con honestidad y materiales didácticos no elaborados desde prejuicios, religiones o ideas heteropatriarcales.

¿Qué opinas del mito de que a los hombres les gusta más el sexo que a las mujeres?

Los han educado para poder disfrutar del sexo, en su caso no es un estigma hacerlo, así que no es que les guste más, es que tienen el privilegio de poder decirlo abiertamente.

AINHOA Y ALBA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *